propuestas: parque escuela infantil Oliver

Iniciamos una nueva sección dentro del blog con el objeto de rescatar del archivo algunas propuestas planteadas a administraciones y clientes privados, que finalmente, por diversos motivos, no han llegado a construirse. Algunas de ellas son de interesante actualidad siendo merecedoras de una segunda oportunidad. Todas se enmarcan en la línea del estudio: contexto, sensibilidad y propuesta.

Parque E.I. Oliver (urbanización y ajardinamiento zona verde pública 56.66)

La Escuela Infantil Oliver supone la materialización de una dotación largamente demandada por el Barrio Oliver. Emplazada en la calle Antonio Leyva y anexa a una dolina, la escuela se presenta ante su entorno inmediato como un elemento urbanizador adecuado medioambientalmente.

La escala de los bloques de viviendas con los que linda, ambos con una altura de ocho plantas, convierten el equipamiento, únicamente desarrollado en planta baja, en parte del mobiliario urbano; es en si la continuación del área verde en que se podría convertir la dolina y que como tal recoge el P.G.O.U.

Este mismo contraste volumétrico, estudiado en fase de proyecto a través de varias infografías del entorno, ha revelado la cubierta como la mayor superficie visible de la edificación. Se vislumbra por tanto la continuidad entre cubierta ajardinada y parque anexo como elementos generadores de calidad visual y ambiental ante la construcción en bloque de un barrio joven y en desarrollo.

Es por ello que el diseño del parque anexo a la escuela se muestra como de una necesidad aun mayor si cabe, en estos momentos en los que la Escuela Infantil está realizada.

Se propone pues el proyecto de esta área verde de apenas una hectárea como un espacio oxigenador de la trama que en sus vértices tendría la escuela infantil y una pequeña dotación para mayores.

La actuación en el parque se servirá de la geografía de la dolina para establecer un suave graderío natural que permita la generación de un espacio multiuso exterior apto para pequeñas actuaciones al aire libre, teniendo como telón de fondo la escuela infantil.

En el anterior emplazamiento de las viviendas sociales de bloque de hormigón, actualmente derruidas y hoy convertido en improvisado basurero, se emplazaría una pequeña cafetería tipo quiosco-bar diseñada con una arquitectura amable e integradora.

La idea matriz del proyecto es invertir el potencial del solar verde, ahora convertido en vertedero, transformándolo en un punto de interés y de comunicación entre los distintos estratos generacionales del barrio.

En ningún momento se pretende competir con la gran área verde del barrio, el Parque Oliver, que por escala es el pulmón vegetal del entorno sino más bien dotar de interés una parcela hoy en día degradada y próxima a la escuela infantil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s